Ultramarinos

Editado a las 12:13 del 2008-05-11

Hacía tiempo que tenía pensado dedicar una entrada a las tiendas de ultramarinos. La palabra (y qué palabra) ultramarinos evocaba en mí cuando era crío historias de extraterrestres y comidas exóticas.

Ya no hace falta que escriba una entrada, lo ha hecho con precisión matemática el Ángel de Olavide, cuyo blog (y sobre todo sus fotos en flickr) son imprescindibles para los aficionados al Madrid de los años pasados:


(...) De niño mi madre me mandaba bajar al ultramarino del señor Glicerio, en Francisco Silvela 108, la casa de cartón. Chaquetilla y camisa blanca, corbata de color indefinible, mandil de rayas grisáceas (...)


Lean aquí la entrada completa.

2 comentarios

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://hronia.blogalia.com//trackbacks/57324

Comentarios

1
De: angel de olavide Fecha: 2008-05-11 13:19

Hola Juan
Parece que eres mas rápido tu en comentar que yo mismo en escribir sobre los ultramarinos.

Un saludo y gracias por tus palabras



2
De: Haddhar Fecha: 2008-05-12 13:50

La pequeña tienda de "Ultramarinos Luque" de mi barrio también sufrió el cambio, pero de otra manera: adaptación. Fue creciendo, acabó comprando la casucha de al lado para hacer un local grande y nuevo, y siguiendo las modas del mercado fue pasando varias reformas. Y franquicias: ahora mismo es un Covirán, pero ha sido SPAR, Udaco y varios más.

Y el tiempo no sólo ha pasado por el local, también pasa por las personas. Su dueño original ya murió, y su mujer (que siempre fue la que mandaba) también acabó por jubilarse. Ahora son sus hijos quienes lo regentan, y sus nietos hacen el noviciado entre las cajas y el almacén.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.159.113.182 (ed512df78b)
Comentario